18 abril 2013

Tartitas de queso


Por fin este fin de semana he podido hacer unas tartitas de queso para el reto que está haciendo Marina, de "La rosquilla de la tía Laura". Tengo que reconocer que comparto su pasión por las tartas de queso, todavía me acuerdo que cuando era más pequeña no quería probar una minitartita que compraba mi madre y que estaba de vicio. Y después creo que prácticamente cada año he hecho una tarta de queso distinta para mi cumpleaños. Para los que queráis ver como va esto del reto os dejo aquí el enlace:


La receta que traigo hoy es especial, y os preguntareis por qué? pues porque es mi receta!!! sisi, después de todas las tartas que he hecho me decidí a mezclar todo lo que me había gustado de ellas en una sola, y la verdad es que el resultado quedó de 10, y no lo digo yo que fue mi sister!


Los ingredientes para la base (para tres tartitas individuales):
  • 75 g de galletas María (unas 12 galletas)
  • 25 g de mantequilla
  • Un chorro de vino blanco o dulce
  • Una cucharadita de azúcar moreno
  • Canela en polvo

La elaboración:
Moler las galletas, se puede hacer con el accesorio de la batidora, pero yo lo hago a mano: pongo las galletas troceadas en una bolsa de congelar, las machaco con el mazo del mortero y luego las paso el rodillo por encima hasta que se quedan estilo harina (aunque siempre queda algún cachito más grande). Cuando tengo las galletas listas derrito la mantequilla en el microondas, y le añado el vino, la canela y el azúcar (si usáis vino dulce no se la pongáis porque creo que va quedar demasiado dulce). Cuando está todo bien mezclado añado las galletas y trabajo la masa. Se queda una especia de pasta espesa, por compararlo con algo me recuerda a la plastilina que tenía de pequeña. Cuando tengo la masa de la base preparada engraso el molde con mantequilla y cubro la base y las paredes.


Los ingredientes de la tarta (para unos 350ml):
  • 50 g de azúcar
  • 1 huevo
  • 70 ml de nata de repostería
  • 1/2 tarrina de queso de untar
  • Una cucharadita de azúcar avainillado

La elaboración:
Ponemos en el vaso de la batidora la nata, el azúcar, el huevo (batido previamente, que sino cuesta mucho trabajo triturarlo) y el queso. Lo batimos todo bien y añadimos el azúcar avainillado al gusto, que creo que le da un toquecito especial. Por cierto para las próximas creo que le pondré un poquito más de queso para que  salgan más llenas.


Repartimos la mezcla en el molde y lo introducimos en el horno que tenemos precalentado a 180º si usamos ventilador o a 200º si no lo usamos. Horneamos a 180º durante 12-15 minutos, pasado ese tiempo bajamos la temperatura a 80-100º y lo dejamos 35-40 minutos más. Cuando apagamos el horno lo dejamos con la puerta cerrada un rato y luego la abrimos un poco y dejamos que las tartas se enfrien completamente en el horno. Yo estuve alternando el horno entre calor arriba y abajo con ventilador y calor abajo sin ventilador para evitar que se quemaran por arriba. 


La tarta nos la podemos comer tal cual, pero yo a veces según tenga el día de goloso le añado por encima sirope de fresa, y está buenísimo!

Eso es todo, espero que os guste y que la probéis (por cierto no dejeis que nadie esté cerca cuando haceis la base, que intentarán comérsela)

Un besazo!

Laurilla

2 comentarios:

  1. Guapa!!!! que ricas estas mini tartitas...además tengo los mismos moldes!!jejejejeje. Muchisimas gracias por participar cariñete....un besazo!!

    ResponderEliminar
  2. Buenos dias Laurilla!!!

    Vengo del blog de Marina para ver tu propuesta. Me ha encantado esta versión individual, en esas cazuelitas, es genial!!

    Yo también me presento al reto y estoy encantada de conocer tantas versiones de cheesecake, como esta tuya.

    Te mando un super besote, y te deseo toda la suerte para el concurso.

    Muuuuuuakkkkk

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar!! Leo cada uno de ellos y me hace muchísima ilusión. Un besazo!